Blue Healthcare

Calle Alberto Alcocer 5 y 7, 28036 Madrid

email: info@bluehc.es
Teléfono: 919 991 770                    WhatsApp: 722 89 13 14

Noticias                          Tienda Online

search

Ecocardiograma transtorácico – Doppler – Color.

Dr. José Luis Palma
Cardiólogo
Unidad de Cardiología Blue Healthcare

Un ecocardiograma emplea ultrasonidos para reproducir imágenes del corazón. Esta prueba permite visualizar con gran exactitud la anatomía y fisiología del corazón y sus posibles cambios morfológicos o funcionales debidos a diferentes cardiopatías.

Indicaciones

Las principales indicaciones para realizar un ecocardiograma son las siguientes:

  • Verificar la causa de determinados síntomas, como fatiga respiratoria, cansancio, hinchazón de tobillos, dolores en el pecho, etc.
  • Verificar posibles problemas que afecten a las válvulas cardíacas
  • Conocer los perfiles de las cavidades cardíacas, su tamaño, sus volúmenes y en especial el estado de contractilidad de los ventrículos.
  • Detectar defectos cardíacos congénitos antes del nacimiento (ecocardiografía fetal) y tras el nacimiento.

Su médico le pedirá una modalidad concreta de los diversos procedimientos ecocardiográficos en función de lo que persiga diagnosticar con precisión.

Ecocardiografía transtorácica

En este tipo estándar de ecocardiografía, el médico o el técnico especialista en ultrasonidos, aplicará sobre distintas partes del tórax un transductor de ultrasonidos para explorar el corazón desde distintos ángulos. Sobre el transductor se coloca un gel que facilita la transmisión del ultrasonido.

El transductor al enviar las ondas ultrasónicas hace que estas impacten contra las estructuras cardíacas las cuales devuelven las ondas reflejadas que son convertidas en imágenes de una alta calidad y fiabilidad. Una computadora convierte los ecos en imágenes en movimiento en un monitor.

 

Ecocardiografía transesofágica

Las paredes del esófago contactan íntimamente con ciertas estructuras del corazón en especial con la aurícula izquierda. Por esa razón, en ocasiones, será necesario recurrir a la ecocardiografía transesofágica para obtener una imagen de mayor calidad que la que proporciona la eco transtorácica.

Procedimiento:

Dado que la introducción de una sonda de mediano calibre en el esófago es un acto doloroso, el médico procederá de la siguiente manera:

  • Le anestesiará la garganta y le darán medicamentos para ayudar a que se relaje.
  • Un tubo flexible que contiene un transductor se introduce por la garganta y recorre el conducto que conecta la boca con el estómago (el esófago).
  • El transductor registra los ecos ultrasónicos que provienen del corazón.
  • Una computadora convierte los ecos en imágenes en movimiento del corazón que el médico puede observar y analizar en un monitor o ser grabadas en papel fotográfico o convertidas en vídeos.

 

Ecocardiografía Doppler

Cuando las ondas ultrasónicas rebotan contra las células sanguíneas que fluyen por los vasos sanguíneos y el corazón, modifican su tono. Es un mecanismo similar al que se percibe cuando oímos, por ejemplo, una ambulancia que desde lejos hace sonar su sirena, cuya intensidad se intensifica a medida que se nos acerca mientras que el ruido comienza a amortiguarse hasta desaparecer cuando se aleja de nosotros. Estos cambios (efecto Doppler) pueden ayudarle al médico a medir la velocidad y la dirección del flujo sanguíneo en el corazón.

Generalmente, las técnicas Doppler se utilizan en las ecocardiografías transtorácicas y transesofágicas. Las técnicas Doppler también pueden usarse para controlar los problemas en el flujo sanguíneo y la presión arterial en las arterias del corazón que las ecografías tradicionales podrían no detectar.

El flujo sanguíneo que aparece en el monitor está codificado en colores, representando cada color un sentido concreto. Un color azul indica que el flujo sanguíneo se aleja del transductor mientras que el rojo indica acercamiento.

Riesgos

En una ecocardiografía transtorácica no se corren riesgos. Puedes sentir alguna molestia cuando se apoya el transductor firmemente sobre el pecho. La firmeza es necesaria para obtener las mejores imágenes del corazón.

Una ecocardiografía transesofágica, puedes provocar dolor e irritación en la garganta durante algunas horas después de realizada la prueba. El tubo puede erosionar levemente el interior de la garganta, pero esto no sucede con frecuencia.

Preparación

No se requiere ninguna preparación especial para un ecocardiograma transtorácico estándar. Puede comer, beber y tomar medicamentos como lo haría normalmente. Si le realizan una ecocardiografía transesofágica, deberá acudir en ayunas y luego no debería conducir un automóvil a causa de los medicamentos sedantes que probablemente le aplicarán. Asegúrese, por tanto, de acudir acompañado.

La mayoría de las ecocardiografías transesofágicas duran menos de una hora. Después de una ecocardiografía transesofágica, es posible que le controlen durante algunas horas en el consultorio del médico o en el hospital para observar alguna incidencia, si la hubiere.

La mayoría de las personas pueden retomar sus actividades diarias normales después de una ecocardiografía.

Resultados

La información de una ecocardiografía puede abarcar lo siguiente:

  • Cambios en el tamaño del corazón.Los daños en las válvulas cardíacas, la presión arterial alta u otras enfermedades pueden hacer que las cavidades del corazón se agranden o que las paredes del corazón se engrosen de forma anormal (hipertrofia).
  • Fuerza de bombeo.Las mediciones que se obtienen en una ecocardiografía incluyen el porcentaje de sangre que se bombea desde un ventrículo lleno con cada latido (fracción de eyección) y el volumen de sangre que bombea el corazón en cada minuto (gasto cardíaco).
  • Daño del músculo cardíaco.Una ecocardiografía ayuda al médico a determinar si todas las partes de la pared cardíaca contribuyen normalmente a la actividad de bombeo del corazón. Las áreas del corazón que se mueven con debilidad pueden haber sufrido daños durante un ataque cardíaco o recibir muy poco oxígeno.
  • Problemas de las válvulas.Una ecocardiografía puede ayudar al médico a determinar si las válvulas cardíacas se abren lo suficiente para permitir un flujo sanguíneo apropiado o si se cierran completamente para evitar la regurgitación de la sangre desde una cavidad cardíaca a otra.
  • Defectos cardíacos.En una ecocardiografía se pueden observar problemas en las cavidades del corazón, conexiones anormales entre el corazón y los vasos sanguíneos principales y defectos cardíacos complejos presentes en el nacimiento (cardiopatías congénitas).

Todo el procedimiento es recogido en imágenes estáticas o en vídeos que pueden ser revisados por el especialista tantas veces como lo necesite.

Todos los parámetros anatómicos y funcionales son detectados y analizados automáticamente por los modernos ecocardiográfos.

 

Ecografía de las arterias carótidas.

 

Las arterias carótidas son las encargadas de llevar hasta el cerebro la mayor parte de la sangre. Son unos vasos de buen calibre donde más precozmente se instala la arterioesclerosis. Por tanto, evaluar mediante ultrasonidos el estado anatómico de esas arterias y la ausencia o presencia de placas de ateroma es un hecho médico de gran trascendencia diagnóstica y pronóstica.

Este examen generalmente incluye un estudio de ultrasonido Doppler (una técnica que evalúa el flujo de sangre a través de un vaso sanguíneo).

El médico le recomendará una ecografía carotidea si tiene eventos isquémicos transitorios o ciertos tipos de accidentes cerebrovasculares. También podría recomendarle una ecografía carotidea si tiene afecciones médicas que aumentan el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, por ejemplo:

  • Presión arterial elevada
  • Diabetes
  • Colesterol alto
  • Antecedentes familiares de accidente cerebrovascular o enfermedad cardíaca
  • Accidente isquémico transitorio o accidente cerebrovascular reciente.
  • Percepción de soplos sistólicos en las arterias carótidas detectados con un estetoscopio
  • Enfermedad de las arterias coronarias.

Procedimiento:

Es muy similar al de la ecocardiografía-Doppler cardíaca. No requiere preparación previa.

El paciente acostado en una camilla será examinado por un médico o un técnico especializado, el cual explorará manualmente el latido de ambas carótidas (derecha e izquierda) para, a partir de ahí, colocar el transductor de ultrasonido en el punto óptimo para:

1.-Observar la anatomía arterial y verificar la posible presencia de placas de ateroma. Verificar la relación entre el grosor de las capas arteriales íntima y media.

2.- Determinar la cantidad de sangre que pasa a  través de las arterias carótidas determinando posibles diferencias de presión arterial antes y después de los puntos obstructivos por causa de un ateroma.

Pida Cita con el equipo de Cardiología de Blue Healthcare

Le acompañamos a cuidar de su salud

La Medicina del Futuro. Cuidamos de usted