Blue Healthcare

Calle Alberto Alcocer 5 y 7, 28036 Madrid

email: info@bluehc.es                    Teléfono: 919 991 770

search

Cuidado con el aire acondicionado y tu garganta

Ya están aquí las altas temperaturas y, debido al calor, a veces abusamos del aire acondicionado.

Pero debemos tener cuidado, pues el abuso del aire acondicionado puede provocar problemas graves en los sistemas de defensa naturales de la nariz y la garganta, de forma que pueden aparecer las temidas faringitis, laringitis o alteraciones en la voz. 

Los síntomas que suelen presentarse por el abuso de aire acondicionado son, entre otros, tos, catarros, sequedad y constricción faríngea, sensación de quemazón, dolores de cabeza, asma, fiebre, escalofríos y, en casos más graves, neumonía.

Las personas que presentan Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), alergia o asma son especialmente sensibles a los aires acondicionados. Asimismo, los bebés también requieren de un cuidado especial porque aún no tienen totalmente desarrollados los mecanismos de regulación de la temperatura corporal.

La hidratación constante es muy importante, de esta forma haremos frente a la sequedad del ambiente; el uso de humidificadores también puede ayudar.

Respecto al tratamiento, como la mayoría de los casos suelen ser virales, se indicará reposo acompañado del uso de algún tipo de antiinflamatorio. En el caso de tener un origen bacteriano, se usará antibiótico. En cualquier caso, siempre es recomendable visitar a un especialista para salir de dudas.

Para evitar caer enfermos, lo más recomendable es evitar el uso prolongado de aire acondicionado y evitar los cambios bruscos de temperatura.

Te recomendamos ventilar las habitaciones de forma natural y mantener puertas y ventanas abiertas en estas fechas y apagar el aire acondicionado cuando no sea estrictamente necesario. Asimismo, es importante que limpies con cierta regularidad los filtros, bandejas y conductos de tu aparato.

Usar el aire acondicionado de forma moderada no reviste ningún peligro. Opta por una temperatura suave, en torno a los 20-25 grados. Apaga el aire acondicionado antes de irte a dormir y evitarás lesiones innecesarias. También es importante que no dejes que el chorro de aire acondicionado te enfoque a ti directamente.

La faringitis es una de las causas más frecuentes de visitas al médico de cabecera, también en verano, y causante del 36% del consumo de antibióticos, así que, desde Blue Healthcare te pedimos que tengas precaución y evites el abuso excesivo del aire acondicionado.